De qué hablar con una chica que te gusta

de que hablar con una chica que te gusta

Entablar conversación con esa chica que te vuelve loco suele ser un asunto complicado de afrontar, pero necesario de hacerlo. Para mostrarle que estás interesado en ella tienes que romper el hielo, acercarte y hablarle, aunque el nerviosismo haga acto de presencia

Puedes prepararte para que ese momento no sea algo tan embarazoso, de modo que tus palabras y tu expresión corporal vayan acordes al momento, evitando así arruinar lo que tanto has anhelado. No es del todo sencillo pero tampoco es algo que no pueda resolverse satisfactoriamente. Intentándolo no vas a perder nada.

Cómo empezar

Sin dudas esta puede ser la parte más difícil del proceso, pero hay formas de dar ese primer paso para que encuentres la manera de cómo empezar la conversación con esa chica que tanto te atrae pero que no conoces. Aquí te van algunos consejos.

Comienza haciendo contacto visual con ella. Eso sí, sin que esas miradas sean demasiado prolongadas, porque podría tomarlo de la forma equivocada. Lo ideal es que brevemente le mires a los ojos hasta que se de cuenta y al cabo de unos segundos rompe el contacto. Puedes repetir esta operación un par de veces más, agregando una leve sonrisa para que quede claro que ella te atrae.

Debes elegir el momento adecuado. Trata de que no esté ocupada o intentando tener algo de privacidad. Recuerda que deseas captar su atención. Procura que la conversación sea corta y el encuentro sea casual.

Al abordarla, rompe el hielo con algún cumplido pero que este sea sutil, refiriéndote a sus ojos, cabello o sonrisa. Es un error hablarle de su cuerpo o de lo bien que se ve o lo bien que luce su ropa. Evita parecer un acechador.

Trata de mantener una conversación fluida, escoge un tema que le interese y evita hacer preguntas dicotómicas que ella pueda responder simplemente con un sí o un no. Procura evitar los silencios prolongados, ten en mente una batería de preguntas y temas ingeniosos para mantener la charla.

chica riendo

Es muy importante hacerla reír, al menos que sonría. Para ello utiliza algún chiste (no rebuscado) tal vez algún tema común que pueda resultar divertido. También debes omitir los chistes sucios, porque podrían generar un efecto no deseado.

Por último, haz que esa primera charla sea breve, encuentra una manera agradable de cortar la conversación. Haz que quede con ganas de más, para que haya una nueva ocasión.

Temas que pueden interesarle

Es importante saber qué hablar con esa persona especial en ese primer contacto. A ellas suele interesarles hablar sobre películas, comidas favoritas, hobbies, si practica algún deporte, que estilo de música le gusta escuchar, estudios, mascotas, anécdotas, viajes que ha realizado o le gustaría hacer… eso sí, sin entrar en profundidad de detalles para que le quede la curiosidad.

También puedes explorar sobre sus gustos para poder sostener una conversación extensa y amena. Por ejemplo, si le gustan los animales procura ofrecer una información algo más extensa acerca de éstos.

Demuestra seguridad

Aunque el momento es un poco estresante, al estar frente a esa chica especial debes controlar tus emociones para que fluya la conversación de forma natural. Además, debes además coordinar tu expresión corporal y la forma de hablar, ya que eso demostrará que eres una persona segura de ti misma, aunque un poco de nerviosismo y hasta alguna sonrojada seguramente jugará a tu favor para que se de cuenta que le interesas y de que no te traes tus artes de seducción aprendidas de casa.

Ten cuidado con lo que hablas y la forma en que lo haces, ya que podrías caer en la zona de amigos, eso no te conviene y después te va a costar bastante poder escapar de ahí. Es por eso que tienes que dejar muy claro que ella te interesa más que para una amistad. En este sentido es fundamental que la halagues y le sueltes algún sutil piropo de vez en cuando.

No seas demasiado lanzado. Esto puede incomodarla, en lugar de parecerle agradable, recuerda que no todas van a reaccionar igual, por tanto es bueno ser prudente e ir tanteándola sutilmente para saber el terreno por el cual estarás circulando. Las preguntas personales pueden molestarla, así que debes ser cauto. Como ya se comentó antes, algún halago, un chiste o un piropo es más conveniente.

Recuerda también que las mentiras tienen las piernas muy cortas y que si esta chica te pilla una falacia pronto en seguida descubrirá que está delante de una persona que afirma ser quien no es.

Es vital que tras ese primer acercamiento ella quede con ganas de volver a encontrarse contigo, de repetir la charla, de conocerte un poco más, así que administra bien el repertorio. Sí desea repetir el encuentro, habrás dado un paso importante porque definitivamente le interesas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos facilitados sólo se usaran para los procesos relacionados con la publicación de comentarios. Podrás ejercer en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición.